El ajo reduce el colesterol y los triglicéridos

ajosAunque ahuyenta a los vampiros, a los humanos el ajo solo nos trae beneficios. Un último estudio publicado en la revista Journal of the Science of Food and Agriculture revela que este alimento tan mediterráneo también reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos.

El trabajo, realizado por investigadores del Instituto de Toxicología de la Universidad de Shandong (China), analizó 26 estudios previos que evaluaban los efectos del ajo, encontrando que los mejores resultados se obtienen en tratamientos a largo plazo. Los autores concluyen que las terapias con ajo pueden ser beneficiosas en pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha recordado la importancia de incluir ajo en la dieta, no sólo por sus beneficios sobre la salud cardiovascular, sino también por sus múltiples propiedades terapéuticas como diurético, depurativo, antiséptico y antibacteriano. Además, es un alimento rico en minerales y vitaminas entre las que destacan las del grupo B.

Sin embargo, todo en exceso puede llegar a ser nocivo. A pesar de sus múltiples virtudes, las autoridades sanitarias recomiendan restringir el consumo de ajo a las personas sometidas a tratamientos anticoagulantes o con problemas estomacales, ya que pueden irritar el tracto gastrointestinal.

Por : Muy Interesante 

Los omegas, 3 ácidos grasos necesarios para nuestra salud

omega-3-6

Actualmente muchos de nosotros pensamos que deberíamos eliminar por completo la indigesta de grasa de nuestra dieta. La realidad es que nuestro organismo requiere el aporte de cierto tipo de grasa (“grasa buena”) para poder absorber correctamente vitaminas y mantener en buen estado el cerebro y sus funciones vitales (parte estructural de membranas celulares), así como también favorecer la síntesis de prostaglandinas “buenas”.

El DHA (ácido docosahexaenoico), junto con el EPA (ácido ecosapentanoico), son los dos ácidos grasos omega-3 más importantes para nuestra salud. Son ácidos grasos esenciales (como el omega 6), es decir, que el cuerpo los recibe mediante la dieta (nueces, semillas de lino, pescado azul, algas…) o mediante una suplementación nutricional porqué no es capaz de sintetizarlos él mismo.

omegas

Los ácidos grasos son imprescindibles para el equilibrio interno.

Los ácidos grasos son cadenas largas de carbonos unidos entre ellos mediante enlaces químicos que pueden ser sencillos o dobles. El ser humano fabrica ácidos grasos pero no es capaz de crear esos dobles enlaces, por ese motivo los recibe por aporte de la dieta.

El EPA: un potente antiinflamatiorio sin efectos secundarios

El EPA es un ácido graso que posee ciertas propiedades a nivel cardiovascular (disminuye los niveles de triglicéridos, controla los niveles de colesterol elevando el HDL o colesterol bueno…), a nivel cerebral y a nivel antiinflamatorio intentando conseguir un equilibrio entre las prostaglandinas “buenas” y postaglandinas “malas” (una de las funciones más nocivas es la formación de coágulos aumentando la tensión arterial). Es un potente antiinflamatorio eficaz contra los dolores articulares y en comparación con los antiinflamatorios convencionales, no producen efectos secunadrios.

El DHA: un nutriente esencial para nuestras funciones vitales

El DHA es un ácid graso esencial para regular el sistema nervioso, el desarrollo visual (aumenta la nitidez de la mácula) y formación de neuronas del fetus, durante la gestación y la lactancia. Se ha visto también que es un buen complemento para niños con trastorno de déficit de atención y hiperactividad. Otras aplicaciones donde se ha visto que aporta un beneficio positivo es en el tratamiento de procesos antiinflamatorios, cardiovasculares e incluso en trastornos autoinmunes como enfermedades inflamatorias intestinales.

Finalmente remarcar que los ácidos grasos omega 3 tienen un potencial efecto terapéutico en la patología renal por sus propiedades antiinflamatorias y antiateroscleróticas. Asímismo, también son eficaces para el tratamiento sintomático del síndrome de la fatiga crónica.

Alimentos ricos en omega 3:

– Aceites de soja, lino, cáñamo o germen de trigo.
– Peces azules como el atún o la sardina
– La soja.
– Verduras de hoja verde.
– Cereales.

Alimentos ricos en omega 6:

– Aceite de sésamo o de girasol
– Legumbres.
– Frutos secos
– Fruta.

Aquí tenemos apenas, un resumen de los omegas esenciales , si deseas saber mas información sobre complementos alimenticios, marcas, precios, tratamientos, usos e indicaciones… por favor, acércate a nuestro mostrador, soy Mireia pregúntame lo que deseas saber .

Estamos en Barcelona, Calle Consell de Cent 312, esquina con Passeig de Gràcia. También puedes visitar nuestra página web, donde tendrás toda nuestra Farmacia en tu casa 24 horas www.farmacia-internacional.net

                                       Mireia Segarra Escolà

                          Farmacéutica sustituta Farmacia Internacional

Foto: Flora.es