Las farmacias de Internet burlan las medidas de cierre

Por: El.País.es

La Asociación de Consumidores en Acción (FACUA) ha identificado 28 páginas web que suministran medicamentos en España de forma ilegal. “El objetivo de este estudio rastreador es alertar a los consumidores de la existencia de falsificaciones que pueden perjudicar gravemente su salud, al carecer de la garantía que ofrece, por ejemplo, una farmacia”, explica Rubén Sánchez, portavoz de FACUA. En 2010, 88 páginas fueron investigadas y cerradas por la venta de medicamentos en Internet. “Es muy complicado llegar a clausurar estos sitios web, ya que a los delincuentes les basta con cambiar el nombre del sitio. Las investigaciones, además, suelen durar meses. Queremos dejar claro que la venta por Internet de medicamentos está prohibida en España, por lo que el consumo de este tipo de fármacos ya no solo puede tener una repercusión en el organismo, sino que en algunos casos te venden productos sin ningún efecto, son una estafa”, afirman desde la Agencia Española del Medicamento (AEMPS).

“Lo más peligroso es que en estos portales se venden medicamentos que normalmente requieren receta. No se conoce su ubicación, por lo que no son seguros. Imagínese que una persona de 80 años compra Viagra sin que esté prescrito para él y sufre un daño importante en su salud. ¿Quién soluciona eso?”, se pregunta Sánchez. Se pueden encontrar, además, antidepresivos, recetasmágicas para la cura del Alzheimer o Parkinson, antibióticos, somníferos o anticonceptivos, entre otros. “Más de la mitad de los medicamentos que circulan a través de Internet son falsificaciones, fabricadas a partir de sustancias no autorizadas, de baja calidad o con efectos tóxicos. Son numerosos los casos de daños irreparables a la salud de las personas que han consumido medicamentos falsificados. Y los fabricantes y suministradores de estos productos no son supervisados, por lo que su fabricación y transporte pueden hacerse en condiciones que afecten a su calidad”, aseguran desde la AEMPS.

Entre las denominaciones comerciales en tela de juicio se encuentran las siguientes: Sigue leyendo