El optimismo, la ilusión y las emociones positivas son la clave de la felicidad

psico-capsula-Potencia tu optimismo

El optimismo, la ilusión y las emociones positivas son la clave de la felicidad. Es cierto que no podemos obviar la existencia de las emociones negativas ya que preocuparse es adaptativo y evita peligros. Así que no se trata de evitar el sufrimiento sino, más bien, de potenciar el otro prisma de nuestra forma de sentir. Y, ¿qué puedes hacer para que esto ocurra?

  • Disminuye tu grado de exigencia. Ponte metas en función de los recursos reales e imaginados probables, y no pretendas ser perfecto.
  • Ponte las gafas de la curiosidad. Si aceptas que la incertidumbre forma parte de la vida tu miedo se convertirá en seguridad.
  • Acepta las dificultades intentando buscar los aspectos positivos y utilizando el sentido del humor para analizar la situación problemática.
  • No abandones el empeño, teniendo en cuenta que las cosas no se resuelven solas sino implicándote en la búsqueda de soluciones. Quizás las soluciones que encuentres sean el puente para llegar a lo que deseas. Un ejemplo de ello es el descubrimiento de la penicilina. Fleming, antes de destruir los resultados fallidos de sus investigaciones en el laboratorio, descubrió “sin saber cómo” el antibiótico que salva millares de vidas cada día.
  • Quéjate pero actúa: a menudo experimentamos emociones negativas, sobretodo ansiedad y derrumbe. Dejarlas fluir y expresarlas es bueno siempre y cuando sigas hacia adelante. No hay que abandonarse a los sentimientos negativos ya que hacen que pensemos que nuestras vidas son inmodificables o que dependen de los demás.
  • Date un respiro. Muchas veces, después de pensar y pensar sobre cómo resolver un problema lo dejamos por imposible: es cuando aparece la solución. Un ejemplo, el científico Arquímedes, resolvió su problema durante un gustoso baño al grito de: “lo encontré, lo encontré”.

Encarna Expósito

tarjeta-fiegueras

Anuncios