Cuidado de la psoriasis antes del verano

banner-psoriasisDurante la semana del 9 al 13 de Junio, el equipo de Farmacia Internacional estará al servicio de todos nuestros clientes para asesorarles de los cuidados especiales de la piel con problemas de psoriasis y pieles extremadamente secas en esta época del año. Les facilitaremos una pauta de cuidados útiles para la piel con tendencia psoriásica y además les obsequiaremos con unas mini tallas del producto PSORISES MIST que ayuda a tratar localmente este problema dermatológico. Es un spray de fácil aplicación, textura ligera y absorción rápida. Gracias a su capacidad hidratante y emoliente puede ser utilizado como coadyuvante en el tratamiento de las formas comunes de la psoriasis.

No hará falta reservar plazas. Atención será individualizada por orden de llegada.

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel , no-contagiosa, inflamatoria y autoinmune, genética y con un componente hereditario.

Suele afectar a jóvenes y adultos, tanto hombres como a mujeres, y puede aparecer a cualquier edad. La forma más común de psoriasis es la psoriasis en placas.

Representa más del 80% de los casos. Por lo general, la gravedad de la enfermedad es moderada aunque puede evolucionar y convertirse en casos más graves. Puede asimismo incapacitar en gran medida al paciente y tener un impacto muy significativo sobre su calidad de vida.

Si deseas ampliar la información sobre todos los tipo de cuidados de la piel con psoriasis estamos a vuestra disposición.

La psoriasis: mecanismo, síntomas y factores desencadenantes

psoriesis-foto

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel , no-contagiosa, inflamatoria y autoinmune, genética y con un componente hereditario.

Suele afectar a jóvenes y adultos, tanto hombres como a mujeres, y puede aparecer a cualquier edad. La forma más común de psoriasis es la psoriasis en placas.

Representa más del 80% de los casos. Por lo general, la gravedad de la enfermedad es moderada aunque puede evolucionar y convertirse en casos más graves. Puede asimismo incapacitar en gran medida al paciente y tener un impacto muy significativo sobre su calidad de vida.

MECANISMO Y SÍNTOMAS DE LA PSORIASIS: CUANDO LA RENOVACIÓN DE LA PIEL ESCAPA DE NUESTRO CONTROL…

La piel está compuesta por 3 partes principales:

  1. la epidermis, que es fina y está en la superficie;
  2. la dermis, interna y más gruesa;
  3. la hipodermis, la capa más profunda.

La epidermis está a su vez formada por varias capas: la capa córnea, que es la que se sitúa más cerca de la superficie y la capa basal, que es la más profunda. Las principales células de la epidermis reciben el nombre de queratinocitos.  Son capaces de renovarse a sí mismos de forma continua y su papel consiste en sintetizar queratina, una proteína que le aporta a la piel su impermeabilidad y su protección externa.

En condiciones normales, la capa basal produce queratinocitos que, a medida que se van multiplicando, son empujados hacia la capa córnea. Durante esta migración, pierden su núcleo, se aplanan y van cargándose con más queratina. Forman una membrana sólida, impermeable y protectora. Cuando llegan a la superficie, estas células se desprenden y caen; este proceso se denomina descamación. De este modo, permiten la aparición de nuevas células. Este proceso completo de renovación epidérmica dura aproximadamente 3 semanas.

En el caso de la piel con psoriasis, el equilibrio de la renovación de la epidermis se ve alterado por la hiperqueratosis, que constituye una aceleración de la producción de nuevas células. Estas células son empujadas hacia la capa córnea a un ritmo demasiado elevado, entre 4 y 6 días, por lo que no tienen tiempo suficiente para alcanzar la madurez. Su diferenciación también se perturba ya que mantienen su núcleo y su forma original. El resultado es entonces un engrosamiento de la capa córnea, visible en forma de placas bien definidas. Las células más antiguas se acumulan en la superficie formando escamas o capas de color blanco.

A esto cabe añadir un aumento de la actividad de linfocitos T (células del sistema inmunológico) que atacan a las células sanas de la piel. Así como una secreción excesiva de TNF-alfa (una molécula sintetizada por el sistema inmunológico) que conlleva una inflamación crónica. El flujo sanguíneo aumenta, lo cual provoca parches enrojecidos. Por último, la producción de agentes inflamatorios que atacan a las terminaciones nerviosas de la piel pueden dar lugar a picores intensos.

FACTORES DESENCADENANTES DE LA PSORIASIS: MÚLTIPLES CAUSAS Y UNOS ORÍGENES TODAVÍA POCO CONOCIDOS…

Al igual que ocurre con todas las enfermedades autoinmunes, las causas de la psoriasis no se entienden por completo. Durante mucho tiempo se consideró una enfermedad nerviosa, y hoy en día se sabe que tiene un origen genético.   Cuando el organismo se siente sometido a una señal de peligro, el mecanismo cutáneo se acelera. En el caso de la psoriasis, los genes que controlan las defensas de la piel tienen una sensibilidad excesiva y reaccionan de forma exagerada. La responsabilidad de los factores exógenos o endógenos acaba, por lo tanto, limitada a su papel como factores desencadenantes o agravantes en aquellas personas que tengan una predisposición genética a desarrollar la enfermedad. No constituyen nunca la causa real de la psoriasis.

Los factores desencadenantes de la psoriasis pueden ser:

  • el frío,
  • las quemaduras de sol,
  • el estrés,
  • un trauma emocional,
  • factores hormonales,
  • un aumento importante de peso,
  • una alergia,
  • una infección,
  • determinados medicamentos,
  • fumar,
  • un consumo excesivo de alcohol,…

No dudes en consultar a tu dermatólogo si deseas obtener más información al respecto.

Fuente: La Roche –Posay

Si deseas conocer nuestro catalogo de productos para psoriasis  click aquí.