Problemas gastrointestinales en pediatría

Artículo y foto cedido por El Club de la Farmacia

Antes de visitar al médico, algunos padres y madres acuden a la Oficina de Farmacia en busca de soluciones rápidas para problemas sanitarios leves que afectan a sus hijos. El farmacéutico debe protocolizar su actuación para dotarla de mayor eficacia, dispensando la medicación adecuada o, si el caso lo requiere, derivándolo a un facultativo. Oficina deFarmacia. Una correcta actuación del farmacéutico supone una disminución de la carga de trabajo de los servicios de atención primaria y un evidente ahorro del gasto público.

Los trastornos gastrointestinales (mala digestión de la leche, diarrea, estreñimiento y vómitos) son muy comunes en el lactante, principalmente entre la segunda semana y el tercer o cuarto mes de vida. El bebé expresa el malestar de este tipo de trastornos con llanto, que en muchas ocasiones están originados por cólicos. Normalmente el cólico desaparece tras la expulsión de aire o la evacuación de heces.

Maneras de prevenir los trastornos gastrointestinales en el bebé:

– Priorizar la lactancia materna.

– Masaje en el vientre para prevenir y disminuir el cólico del lactante.

– Favorecer la verticalidad del bebé antes y después de la ingesta de alimento para impedir la entrada de aire directamente del estómago al intestino.

– Crear un ambiente relajado en la relación entre el bebé y sus progenitores.

Tratamientos de la diarrea y el estreñimiento en el bebé

El tratamiento de la diarrea aguda irá encaminado a la reposición de las pérdidas y a la reintroducción de la alimentación habitual lo más rápidamente posible. La rehidratación oral es la terapia más segura, efectiva y barata para el tratamiento de las alteraciones hidroelectrolíticas en la diarrea aguda.

El objetivo de la terapia antiestreñimiento es conseguir que el paciente haga deposiciones blandas, evitando la retención fecal y el dolor en la evacuación. En los pacientes lactantes suele ser suficiente con aumentar los aportes de agua o zumos naturales en los biberones. Si la impactación fecal es considerable, se añadirán laxantes osmóticos (como polvos de pepsina amilácea y sales de magnesio) a uno o más biberones.

Algoritmo para la resolución o criterios de derivación del estreñimiento pediátrico

El protocolo de actuación ante un estreñimiento infantil debe ir descartando ordenadamente los siguientes supuestos que, en caso de ser afirmativos, deben derivarse al médico:

  1. Si el paciente es un niño menor de 6 años que no responde a medidas higienicodietéticas.
  2. Presenta síntomas como dolor y/o distensión abdominal, vómitos, sangre en heces, pérdida de peso o mal estado general.
  3. Se alternan los periodos de estreñimiento y diarrea.
  4. Está tomando algún medicamento que puede causar estreñimiento.
  5. El estreñimiento ha aparecido súbitamente sin que haya mediado algún cambio reciente en la medicación, en sus hábitos alimenticios, emocional, físico, etc.
  6. Se le ha administrado algún tratamiento para aliviar el estreñimiento y éste no ha mejorado en una semana.

Si no se cumplen estos supuestos, se realizará el tratamiento y seguimiento desde la Oficina de Farmacia.

Autor: Redacción del Club de la Farmacia.

Referencias: Adaptado deEl farmacéutico ante las consultas pediátricas (I). Problemas gastrointestinales. Dolores musculoesqueléticos. Artículo original publicado en el nº 29 de la revista Innova (septiembre de 2010).

Artículo original: Problemas gastrointestinales en Pediatría

Anuncios