LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D Y SU RELACIÓN CON LA CAIDA DEL CABELLO

 

La vitamina D es un nutriente esencial en nuestro cuerpo y su deficiencia puede dar lugar a muchos síntomas relacionados directamente con su falta o niveles bajos.
La falta de luz solar o no comer suficientes alimentos ricos en vitamina D son las causas más comunes de una deficiencia de vitamina D.

Los síntomas más conocidos de su deficiencia son:

– Pérdida de densidad ósea, siendo la causa de frecuentes fracturas
– Debilidad muscular, fatiga y dolores musculares, especialmente en personas mayores.
– Cambios de estado de ánimo, la falta de vitamina D está asociada a la depresión,
– Curación lenta de heridas.
– Aparición de presión alta y de enfermedades cardiovasculares cuando la deficiencia de vIt D se hace crónica.
– La falta de Vit. D aumenta el riesgo de padecer Diabetes.

Sin embargo otro problema de la deficiencia de Vit. D es la caída y otros problemas con el cabello.


La vitamina D estimula los folículos pilosos, por lo que una deficiencia puede conducir a la pérdida del cabello. Los folículos pilosos son los pequeños poros a partir de los cuales crecen los nuevos pelos. Los nuevos folículos pueden ayudar a que el cabello mantenga el grosor y evitar que el cabello existente se caiga prematuramente.
Obtener cantidades adecuadas de vitamina D puede ayudar al crecimiento y re-crecimiento del cabello perdido.

La enfermedad de Crohn y la enfermedad Celíaca pueden ser también la causa de una deficiencia de vitamina D. Estas enfermedades bloquean parcial o totalmente la absorción de vitamina D de los alimentos.

Ciertos medicamentos también pueden hacer que el cuerpo descomponga la vitamina D antes de que se pueda usar y absorber correctamente. Algunos de los medicamentos que pueden causar una deficiencia de vitamina D incluyen:

  • antimicóticos
  • glucocorticoides
  • medicamentos para el VIH
  • anticonvulsivos

Los deficit de vitamina D por causa de la enfermedad de Crohn o la enfermedad Celíaca  así como las que son consecuencia de la ingesta de medicamentos que tratan otras enfermedades, debe ser valorados por el médico para que en cada caso particular le sugiera los aportes a suplementar con Vitamina D.

Para las deficiencias leves, aumentar la cantidad de tiempo que pasamos al sol siempre puede ayudar, ya que la vitamina D es la única vitamina que podemos sintetizar nosotros mismos a través de la luz solar.


Se ha podido comprobar que la mayoría de las personas pueden cubrir hasta en un 90% sus necesidades por la exposición al sol.
Sin embargo los estudios demuestran que, incluso en España y países donde se puede disfrutar del Sol casi todo el año durante más horas, la deficiencia es igual o más grave incluso que en Europa central o Países Nórdicos. No todo el mundo responde igual, ni puede estar al sol todo el año, además es muy importante usar protector solar y evitar la exposición prolongada para reducir el riesgo de daños en la piel..
El sol no es bastante, hay que comer vitamina D.

 

La vitamina D está presente en unos pocos alimentos como:

  • aguacate
  • huevos
  • semillas de chia            
  • lácteos enteros
  • pescado azul
  • las sardinas
  • caballas
  • anchoas
  • nueces
  • queso
  • hígado
  • algunas setas
  • aceite de hígado de bacalao es una fuente concentrada de vitamina D.

Ahora bien, no todas las vitaminas D son iguales. La vitamina D es inactiva y se presenta en dos formas llamadas D3 (calciferol) que se obtiene de fuentes animales, y D2 (ergocalciferol) que se obtiene artificialmente de fuentes vegetales.
La buena es la D3 es la que sintetiza nuestra piel y es la que se convierte con mucha más eficacia en la forma activa, que hace aumentar los niveles de vitamina D en sangre casi el doble que la D2.

La cantidad considerada saludable de vitamina D en la sangre es de entre 20 y 50 ng/ml. Los estudios indican que, suponiendo podamos tomar poco el sol y más ahora que empieza el otoño, deberíamos tomar entre 3.800 y 5.000 IU al día para alcanzar unos niveles óptimos.

La investigación sugiere que cuando una persona carece de vitamina D, el tratamiento más efectivo es que tomen suplementos de vitamina D.

Los suplementos de vitamina D deben tomarse con las comidas, especialmente las que tienen muchas grasas saludables. La grasa ayuda a que la vitamina D sea absorbida por el cuerpo.

Te informamos de varias marcas de laboratorios con suplementos de vit D, de Vit D3 de la buena, en cápsulas o perlas como Solaray, Solgar, Natures Plus Source of Garden, Natures Plus, Bluebonnet, y también en forma líquida como Kal, o  100% Natural.

Farmacia Internacional.

Anuncios

Porqué razón cambia nuestro humor en invierno? ¿Porque estamos más tristes?

Llega el invierno y debido a las temperaturas más frías y la falta de horas de luz parece un momento ideal para recogerse en casa, sentarse con un té caliente entre las manos y pensar en futuros proyectos. Pero también es un tiempo melancólico, y a veces, incluso, nos produce un tanto de tristeza. ¿Por qué nos ocurre esto? Parece que la respuesta puede estar en la falta de horas de luz…

¿Es cierto que en invierno estamos más tristes-

Los rayos de sol tienen muchos beneficios para nuestra salud. Algunos de ellos son:

  • Aumentar las defensas del organismo.
  • Promover la síntesis de serotonina, sustancia relacionada con el bienestar y felicidad.
  • Reducir los niveles de melatonina, hormona que regula el ciclo de sueño-vigilia, por lo que ayuda a sentirse despierto.
  • Activar la Vitamina D.
  • Disminuir los síntomas de algunas enfermedades, como la psoriasis.

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se almacena en tejido graso. De 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces a la semana son suficientes para producir los requerimientos necesarios. Nuestro cuerpo sintetiza la vitamina D inactiva y es la luz solar la que la activa.

¿Para qué sirve la vitamina D?

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio para la formación de los huesos. La deficiencia de vitamina D puede llevar a osteoporosis en adultos o raquitismo en niños. La Vitamina D,  nos protege frente a enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades autoinmunes o neurodegenerativas.

La vitamina D tambien ayuda a regular nuestras emociones, por esta razón, en invierno, por falta de la luz solar podemos sentirnos más tristes y desanimados. Existen muchos receptores a nivel neuronal para esta vitamina, por lo que es fundamental para desarrollar las funciones cerebrales.

¿Dónde podemos encontrar vitamina D?  La encontramos en:

  • lácteos y sus derivados
  • pescados grasos (atún, salmón y caballa)
  • huevos

¿Estados obteniendo suficientemente vitamina D?

Durante el invierno, no tenemos tantas horas de luz por eso, si durante el verano y el otoño no hemos almacenado suficiente, nos va a costar más activar la vitamina D de nuestra piel.

Debido a nuestro ritmo de vida, nuestra mala alimentación y que es difícil obtener suficiente vitamina D sólo de fuentes alimentarias, es frecuente que se necesitemos tomar un complemento alimenticio con esta vitamina. Para complementar la alimentación, son necesarias unas 400 UI de vitamina D. Podemos encontrar estas dosis de vitamina D en complementos alimenticios de marcas como Solaray, Inovance, Solgar, Lamberts o 100% Natural.

Tambien hay otros complementos alimenticios naturales que nos pueden ayudar a superar este bajo estado de ánimo comentado anteriormente:

El 5-Hidroxitriptófano (5-HTP) puede contribuir a normalizar los niveles de serotonina y hará que estemos más receptivos, alegres y con ganas de hacer cosas!!! Se encuentra en Nivelansi, de TONGIL y en Stop Strés, de OPTIM DOSE, Solgar, Solaray .

Los multivitamínicos también nos pueden ayudar a darnos un extra de energía y vitalidad si además estos contienen coenzima Q10, que es la sustancia más importante implicada en la producción de energía. CN BASE, Solaray Spectro Energy y los distintos multivitamínicos de OPTIM DOSE son muy buenos ejemplos.

El magnesio es un mineral que actúa como relajante, tanto físico como psíquico. El Magnesium 300+ de Boiron es ideal por su formulación, ya que va combinado con distintas vitaminas B, para mejorar su absorción y por lo tanto, se produce un mayor efecto.

Las plantas llamadas “adaptógenos” como la rodiola o la ashwaganda nos pueden ayudar, como su nombre indica, a adaptarnos a los cambios, sean estacionales o circunstanciales, aportándonos más vitalidad y ánimo.

¡No te sientas triste ni desanimado, ven, y te aconsejaremos qué complemento se adapta mejor a ti.

Escrito por: Mar Domenech y Alicia Domingo, farmacéuticas de Farmacia Internacional.

llámanos al 934878094 o envianos un mensaje via formulario de contacto

Por qué razón cambia nuestro humor en invierno?

A veces nos preguntamos: por qué razón cambia nuestro humor en invierno? Estamos más apagados, tristes, cansados, nos cuesta arrancar para hacer las cosas, incluso pueden aparecer síntomas de depresión

el-invierno-y-nuestro-cambio-de-humor-2

Pues bien, la luz del sol nos da vida, aporta energía, bienestar, alegría...el hecho que en invierno a las seis de la tarde ya sea oscuro y si sumamos el frío, hace que muchos de nosotros desarrollemos síntomas de apatía y falta de ganas de levantarnos del sofa.

Durante el invierno: Hay que aprovechar las horas de luz y sol al máximo!!!

Que relacion hay entre la vitamina D y el sol y nuestra salud?neutrogena-invierno

Los rayos de sol tienen muchos beneficios para nuestra salud. Entre ellos destacamos la síntesi de Vitamina D, básica para el mantenimiento de órganos y sistemas mediante distintas funciones como la regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre (formación y mineralización ósea).

Indirectamente, una escasa síntesi de Vitamina D a causa de poca exposición solar puede desarrollar síntomas de depresión. Existen muchos receptores a nivel neuronal para esta vitamina, por lo tanto, la vitamina D es fundamental para desarrollar las funciones cerebrales.

A parte de la luz solar, otra manera de obtener Vitamina D es mediante la alimentación. Existen muchos alimentos que son una fuente de Vitamina D, como por ejemplo, pescado azul, huevos, leche y derivados lácteos, entre otros. A causa de nuestro estilo de vida, no disponemos de mucho tiempo para cocinar e intentar mantener una dieta equilibrada sacando el máximo partido de los nutrientes de dichos alimentos. Esto significa, que no consumimos la dosis necesarias para nuestros requerimientos. Por lo tanto, para complementar la dieta se puede recurrir a suplementos alimenticios que nos aportarán estas dosis diarias recomendadas (1000UI-2000UI).

Por lo tanto ya sabemos que tenemos que hacer!!!! Entre semana el trabajo y los asuntos personales no nos dejan ver la luz, por lo tanto en el fin de semana, no hay excusa!!!

Todos a salir a pasear y que nos dé un ratito el sol!!!

sol-invierno

Hay otros suplementos naturales que nos pueden ayudar a superar este bajo estado de ánimo comentado anteriormente.

Uno de ellos es el 5-Hidroxitriptófano (5-HTP), el cual nos ayudará a aumentar los niveles de serotonina (conocida como hormona de la felicidad) y hará que estemos más receptivos, alegres y con ganas de hacer cosas!!!

Otro suplemento a destacar es el Hipérico (conocido como Hierba de San Juan), también usado con la misma finalidad que el triptófano, neurotransmisor del bienestar.

Tanto el 5-HTP como el Hipérico se pueden administrar sin ningún problema a aquellas personas que no estén bajo ningún tratamiento farmacológico. En caso contrario, sería conveniente consultar con el profesional para detectar alguna posible interacción fármaco-suplemento. Se recomienda una duración del tratamiento natural de unos 4 o 5 meses para obtener resultado.

Resumiendo, aconsejamos aprovechar las horas de sol para obtener aquella energía necesaria que nos ayude a superar los duros inviernos de frío, principalmente por las mañanas. Por eso ponte tu chaqueta y busca una terraza!!!

Soy Mireia Segarra, estoy por las tardes en Farmacia Internacional. Si tienes cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto nosotros.

Fotos: Neutrogena