LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D Y SU RELACIÓN CON LA CAIDA DEL CABELLO

 

La vitamina D es un nutriente esencial en nuestro cuerpo y su deficiencia puede dar lugar a muchos síntomas relacionados directamente con su falta o niveles bajos.
La falta de luz solar o no comer suficientes alimentos ricos en vitamina D son las causas más comunes de una deficiencia de vitamina D.

Los síntomas más conocidos de su deficiencia son:

– Pérdida de densidad ósea, siendo la causa de frecuentes fracturas
– Debilidad muscular, fatiga y dolores musculares, especialmente en personas mayores.
– Cambios de estado de ánimo, la falta de vitamina D está asociada a la depresión,
– Curación lenta de heridas.
– Aparición de presión alta y de enfermedades cardiovasculares cuando la deficiencia de vIt D se hace crónica.
– La falta de Vit. D aumenta el riesgo de padecer Diabetes.

Sin embargo otro problema de la deficiencia de Vit. D es la caída y otros problemas con el cabello.


La vitamina D estimula los folículos pilosos, por lo que una deficiencia puede conducir a la pérdida del cabello. Los folículos pilosos son los pequeños poros a partir de los cuales crecen los nuevos pelos. Los nuevos folículos pueden ayudar a que el cabello mantenga el grosor y evitar que el cabello existente se caiga prematuramente.
Obtener cantidades adecuadas de vitamina D puede ayudar al crecimiento y re-crecimiento del cabello perdido.

La enfermedad de Crohn y la enfermedad Celíaca pueden ser también la causa de una deficiencia de vitamina D. Estas enfermedades bloquean parcial o totalmente la absorción de vitamina D de los alimentos.

Ciertos medicamentos también pueden hacer que el cuerpo descomponga la vitamina D antes de que se pueda usar y absorber correctamente. Algunos de los medicamentos que pueden causar una deficiencia de vitamina D incluyen:

  • antimicóticos
  • glucocorticoides
  • medicamentos para el VIH
  • anticonvulsivos

Los deficit de vitamina D por causa de la enfermedad de Crohn o la enfermedad Celíaca  así como las que son consecuencia de la ingesta de medicamentos que tratan otras enfermedades, debe ser valorados por el médico para que en cada caso particular le sugiera los aportes a suplementar con Vitamina D.

Para las deficiencias leves, aumentar la cantidad de tiempo que pasamos al sol siempre puede ayudar, ya que la vitamina D es la única vitamina que podemos sintetizar nosotros mismos a través de la luz solar.


Se ha podido comprobar que la mayoría de las personas pueden cubrir hasta en un 90% sus necesidades por la exposición al sol.
Sin embargo los estudios demuestran que, incluso en España y países donde se puede disfrutar del Sol casi todo el año durante más horas, la deficiencia es igual o más grave incluso que en Europa central o Países Nórdicos. No todo el mundo responde igual, ni puede estar al sol todo el año, además es muy importante usar protector solar y evitar la exposición prolongada para reducir el riesgo de daños en la piel..
El sol no es bastante, hay que comer vitamina D.

 

La vitamina D está presente en unos pocos alimentos como:

  • aguacate
  • huevos
  • semillas de chia            
  • lácteos enteros
  • pescado azul
  • las sardinas
  • caballas
  • anchoas
  • nueces
  • queso
  • hígado
  • algunas setas
  • aceite de hígado de bacalao es una fuente concentrada de vitamina D.

Ahora bien, no todas las vitaminas D son iguales. La vitamina D es inactiva y se presenta en dos formas llamadas D3 (calciferol) que se obtiene de fuentes animales, y D2 (ergocalciferol) que se obtiene artificialmente de fuentes vegetales.
La buena es la D3 es la que sintetiza nuestra piel y es la que se convierte con mucha más eficacia en la forma activa, que hace aumentar los niveles de vitamina D en sangre casi el doble que la D2.

La cantidad considerada saludable de vitamina D en la sangre es de entre 20 y 50 ng/ml. Los estudios indican que, suponiendo podamos tomar poco el sol y más ahora que empieza el otoño, deberíamos tomar entre 3.800 y 5.000 IU al día para alcanzar unos niveles óptimos.

La investigación sugiere que cuando una persona carece de vitamina D, el tratamiento más efectivo es que tomen suplementos de vitamina D.

Los suplementos de vitamina D deben tomarse con las comidas, especialmente las que tienen muchas grasas saludables. La grasa ayuda a que la vitamina D sea absorbida por el cuerpo.

Te informamos de varias marcas de laboratorios con suplementos de vit D, de Vit D3 de la buena, en cápsulas o perlas como Solaray, Solgar, Natures Plus Source of Garden, Natures Plus, Bluebonnet, y también en forma líquida como Kal, o  100% Natural.

Farmacia Internacional.

Anuncios