Tu mirada habla de ti

Dicen que los ojos son el espejo del alma, y es verdad.Todos hemos experimentado que si estamos cansados, estresados o simplemente no hemos dormido bien esto se refleja en nuestros ojos.

Con el paso del tiempo la piel que rodea al ojo se vuelve más fina, más laxa y aparecen las temidas arrugas, las ojeras y las bolsas. Para empezar a cuidarnos tenemos que hidratar la zona del contorno ocular  con un producto específico para ello.

Dependiendo de la edad y gravedad del problema muchas veces con las cremas no es suficiente. La mesoterapia  es la técnica que nos permite hidratar la piel desde el interior. Se realizan microinyecciones muy superficiales, no dolorosas en la zona del párpado. Los productos utilizados son el ácido hialurónico lineal y las vitaminas, con lo cual hidratamos y antioxidamos la piel.

Si conseguimos que las células de la piel vivan más tiempo conseguiremos que nuestra piel sea más joven. Con esta técnica mejoramos la calidad de la piel y evitamos que a la larga tengamos que recurrir a la cirugía.

Una de las consultas más frecuentes es como mejorar el color violáceo que adquiere la ojera en algunas personas. Esto se produce por una mala circulación y como consecuencia una menor oxigenación de la sangre en la zona.

Si con esto no es suficiente, debes consultar con un médico especialista, lo más habitual es corregir este defecto con inyecciones de ácido hialurónico reticulado.  Estas son más profundas y permiten crear una capa de producto que se interpone entre la piel y la vascularización y así disimular el color violáceo.

Las bolsas son otro problema bastante frecuente, se producen principalmente por una retención de agua, aunque con la edad aparece un acúmulo graso que es necesario extirpar con cirugía.

Estamos viendo que el ojo es una zona compleja donde hasta ahora hemos hablado de la piel y sus problemas estéticos, pero hay que tener en cuenta que la contracción repetida del músculo orbicula  nos provoca unas arrugas llamadas patas de gallo. La relajación de este músculo, con la toxina botulínica, elimina las arrugas, da una mayor abertura al ojo y evita la caída del parpado.

El procedimiento es sencillo y nos permite tener una mirada mucho más joven sin perder expresividad.

Hay que cuidar nuestra mirada, para que hable bien de nosotros.

Fuente: Skin Doctors

Dra. Natalia Seguí.  Dermatóloga

IMS Institut Médic-Estetic Sitges

http://www.imsestetic.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s